Un paseo por las gasas

Este es el sistema tradicional de pañalear, el de toda la vida.

voy a contar mi experiencia personal con este sistema, cuando estaba embarazada y ya tenía claro todo lo que quería, me sobrevino la idea de pañalear con gasas.

¿Cómo y porqué? Bueno, no se me ocurrió por instinto, fue por haber decidido usar cobertores de lana, los predoblados y ajustados no le iban a hacer sombra a unas sencillas y económicas gasas.

Así que, me puse manos a la obra, y la verdad es que fueron un acierto, en un 80% estoy muy contenta con el resultado, pero porque es mi tercera hija y ya se de sobras como manejar rápidamente un cambio de pañal.

Vamos a analizar pros y contras del sistema en base a mi experiencia.

PROS:

- Multiusos

- Lavado fácil a altas y bajas temperaturas.

- Según gramaje pueden ser muy absorbentes.

-Secado muy rápido.

-Son el sistema más económico de pañalear.

-Son de tejido totalmente natural algodón o bambú.

-Útiles todo el pañaleo, de una forma u otra, como refuerzo incluso o como cambiador, como toallita para secar y una vez terminado te serán útiles para mil cosas más.

CONTRAS:

-Entrañan dificultad a la hora de colocar al bebé si no se tiene experiencia. (tanto con pinza como a modo compresa, siempre será más complicado que colocar un inserto)

-En bebés mayores que hacen "la lagartija" y "la peonza" a la hora del cambio, olvídate de plegados...Omg!

-Son de efecto muy mojado. El bebé puede sentirse húmedo y molesto.

-Requieren de aprender al menos un tipo de plegado y se necesita usar pinzas para sujetar, o en su defecto ser colocadas en modo compresa, pero pierde la gracia.

-El uso de gasas fuera de casa es más complejo.

Experiencia con Mar y las gasas.

Nuestra experiencia con Mar y las gasas fue desde el nacimiento:

Gasas

Tuve buen tino y me decidí por comprar gasas de tamaño pequeño y fui descubriendo otros tamaños adecuados al tamaño de mi bebé con el paso del tiempo. Con las gasas de menor tamaño, hoy en día las uso en otros menesteres, como por ejemplo a modo toalla. M y L con 10 meses son ahora nuestra talla como pañal.

El tamaño importa sobre todo con bebés pequeños, la colocación y plegado es más fácil a la par que el bulto menor.

Vamos con un ejemplo del plegado Origami, Este tipo es el que hemos empleado en casa, porque permite ajustar muy bien al cuerpo del bebé, además de poder reforzar su parte más absorbente sin hacer más bulto en cintura o caderas.

He de aclarar un punto, la pinza snappy no fue mi fuerte, no fue mi agrado, mi instinto resonaba y me decía, y si... por lo que sea, se mueve y se la clava? Sabéis que es nuestra tercera hija y la segunda tiene piel atópica, con ella tuve que hacer mis inventos pañaleros para cuidar su piel, pues aquí va un TRUCO Y CONSEJO si quieres evitar el uso de pinza snappy, evitar fugas de caca líquida y aumentar la absorción. Demos a la gasa una capa más de tela de algodón orgánico que a la vez sujete, ¿con qué?

¡Muy sencillo! con una ranita de algodón orgánico antes de la colocación del cobertor de lana. Así:

Llegados a este punto el riesgo de fugas se evita en un 80% y la transpirabilidad no disminuye. Ahora ya sabéis el truco y consejo de Julia Mar, espero que lo pongáis en práctica y me contéis si os ha gustado :)

La siguiente cuestión que necesité mejorar es reducir el efecto mojado, de 1 a 3 meses noté que se quejaba en demasía en cada pipí, nos lo hacía saber, así que comencé a probar el poner forros lavables de efecto seco y el tema mejoró, los forros de siempre seco de poliéster tienen varias variantes una de ellas el suedecloth, no me preguntéis porqué pero la irrita, no le va bien.

forros siempre secoA la hora de poner refuerzos el plegado Origami es muy agradecido, pudiendo reforzar la zona central sin añadir bulto a la zona de las caderas o la cintura, reforzando amplías el tiempo que puede estar una gasa puesta, de uno a tres meses los cambios de pañal son muy frecuentes las 24 horas del día y la noche, pero llegando a los 3 meses si no se hace caca, se puede dejar toda la noche el pañal en función de lo que aguante el mismo, sin superar un período de +10 horas sea con el pañal que sea por razones de higiene.

Gasa Reforzada con Inserto S


El número de gasas a tener si pañaleas a tiempo completo sólo con este sistema es de 15 unidades. Pero si pañaleas con otro tipo de sistema; yo usaba todo en 1 fuera de casa por rapidez y comodidad, depende de cada uno pero con siete puede ser suficiente.

Para finalizar, el lavado de gasas es muy sencillo ya que se puede lavar a altas temperaturas sin estropear nada.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información